Top Menu

La red HFC evoluciona

A lo largo de los años, con la demanda de unos mayores niveles de velocidad y ancho de banda, los sistemas de cable:

  • han migrado de canales analógicos a canales SC-QAM de 6 MHz;
  • han migrado de esquemas de modulación de 16 QAM a canales de hasta 256 QAM;
  • han migrado a portadoras de OFDM DOCSIS 3.1 que consumen áreas del espectro mucho más grandes; y
  • han comenzado a migrar de arquitecturas de acceso centralizado a arquitecturas de acceso distribuido (DAA).

Todos estos cambios supusieron diferentes desafíos para los fabricantes y los usuarios de sistemas para fugas. Junto con estas migraciones, el método empleado para realizar mediciones de fugas también cambió. Recordará que los primeros detectores de fugas se sintonizaban simplemente con la portadora de vídeo del canal analógico y era posible proporcionar una medición de intensidad de campo desde la portadora al tiempo que se detectaba la salida que se radiaba de la planta de cable. Entonces, surgió la necesidad de distinguir entre dos sistemas de cable construidos en la misma ubicación. Gracias a la posibilidad de etiquetar (modulación AM o FM de la portadora analógica) la portadora de fugas, esto era posible. Entonces, apareció el sistema de cable completamente digital, donde los canales SC-QAM sustituyeron a los analógicos. Los fabricantes de equipos desarrollaron nuevos instrumentos para fugas capaces de detectar señales muy bajas inyectadas desde la cabecera entre los dos canales QAM. Hasta este momento (aproximadamente, 2012), la única monitorización de fugas que realizaba la FCC (salvo por la cláusula de interferencias perjudiciales) era principalmente en la banda aeronáutica como hemos explicado antes.

Se implanta la detección de fugas de señal de varias frecuencias

Cuando se comenzaron a implementar las redes LTE, no fue ninguna sorpresa que la salida de las redes de cable interfiriese en las señales de los dispositivos móviles en la banda de 700 MHz. Hasta este momento, no se había dedicado mucha atención a la detección y la monitorización de fugas en los rangos de frecuencias UHF. Se realizaron estudios que demostraban que las fugas se comportan de manera muy distinta a medida que se incrementa de frecuencia en comparación con las fugas de la banda aeronáutica más baja. A medida que se incrementa la frecuencia, los fallos de la planta que causan la salida de la señal irradian las señales de frecuencias más altas de manera más eficaz que las frecuencias más bajas que generan más fugas en UHF que en VHF. Además, muchas de las fugas detectadas en una banda no se irradian a la otra banda. Así surgieron los detectores de fugas de frecuencia doble, de frecuencia triple y ahora incluso de frecuencia cuádruple, capaces de abarcar toda la banda de frecuencias para detectar en campo las fugas tan específicas de las frecuencias.

Qué nos depara el futuro: las tecnologías de fugas de señal continúan evolucionando con las cambiantes redes HFC

Las arquitecturas de acceso distribuido están realizando cambios de gran envergadura en las arquitecturas de red de cable y allí donde sus diversas funcionalidades están presentes en la red. La retirada de la radiofrecuencia de los hubs ha forzado la virtualización de la funcionalidad de etiquetado de las fugas de señal en los nodos de las DAA. La adición de amplias portadoras OFDM en DOCSIS 3.1 está haciendo que los sistemas para fugas tengan la capacidad de abarcar todas las frecuencias para colocar etiquetas en cualquier punto del espectro descendente, y de que las mismas portadoras OFDM realicen la detección donde las etiquetas no son factibles. La tecnología DOCSIS 3.1 también permite la ampliación del ancho de banda descendente a 1,2 GHz, lo que impulsa la necesidad de instrumentos para fugas de frecuencias más amplias.

En la historia de las fugas de cable, se continuarán escribiendo más capítulos a medida que los operadores de cable amplíen cada vez más su aplicación de las tecnologías relacionadas con las fugas más allá de las pruebas de la FCC basadas en Estados Unidos y se endurezcan las normativas en toda la planta. Las plantas seguras ofrecen un mejor rendimiento, y el método más eficaz para garantizarlo se basa en las fugas. A medida que las fugas se conviertan en algo más que un elemento crítico de los kits de herramientas de mantenimiento de la planta de un operador de sistemas múltiples (MSO), será imprescindible que estas herramientas sigan evolucionando al ritmo de las cambiantes redes HFC para continuar avanzando en esta largo camino.



Más información acerca de las fugas de señal de cable de VIAVI.

Asegúrese de seguir a VIAVI en LinkedIn para ver el resto de esta serie de publicaciones.

About The Author

Avatar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Close