Top Menu

Las etiquetas de señal y su uso en la detección de fugas de señal de cable

Las tecnologías especializadas en fugas de señal de cable han estado presentes por más de tres décadas y, aunque el fundamento de la detección de las señales de televisión por cable que se fugan de la red no ha cambiado, las tecnologías que se encargan de estos menesteres sí que lo han hecho de forma considerable. Poco después de que saliesen al mercado los primeros sistemas comerciales, los proveedores comenzaron a añadir “etiquetas” o señales de radiofrecuencia únicas en sus sistemas para permitir una mejor detección y la discriminación posterior de las señales procedentes de sistemas de operadores de red específicos. Estas etiquetas han evolucionado con el paso del tiempo y, actualmente, suponen un incremento considerable de la sensibilidad y la precisión generales, además de servir simplemente para distinguir entre sistemas.

La historia de las etiquetas de fugas de señal de cable

A lo largo de los años, el modo en que las etiquetas se han empleado para mejorar las funciones de detección de fugas de señal ha ido cambiando en gran medida. A continuación, se indican algunas de las categorías de dichos cambios:

Tipos de etiquetas:

  • Los primeros sistemas no utilizaban etiquetas de ningún tipo, sino que se modulaba un tono cambiante en las señales analógicas existentes para que el técnico pudiese reconocerlas en campo.
  • En algunos casos, se modulaba la amplitud de un tono FM por medio de un atenuador por pasos moviéndose en un intervalo de 25 dB para proporcionar una indicación acústica de la intensidad de la señal basándose en el número de pasos que se oyesen.
  • Algunas de las primeras etiquetas eran simples portadoras con modulación AM o FM combinadas con los canales descendentes del cable.
  • Finalmente, se utilizaron varias portadoras de onda continua con un desplazamiento en frecuencia conocido entre ellas. Este ha sido el panorama durante más de una década hasta hace muy poco.
  • El avance más reciente es la introducción de etiquetas digitales de modulación por frecuencia. Las etiquetas de onda continua dual tradicionales generarían ocasionalmente falsos positivos cuando una interferencia cualquiera en el aire replicase la firma de la etiqueta en el transcurso de millones de muestras. La etiqueta digital de modulación por frecuencia, en base a los conceptos del RADAR, es prácticamente inmune a detecciones falsas, ya que es imposible que se produzca de forma “natural”. Las características de transmisión de la etiqueta de modulación por frecuencia permiten también una mayor sensibilidad, de modo que se pueden detectar fugas más pequeñas a grandes distancias como nunca antes se había podido hacer.

Número de etiquetas:

  • Hasta principios de la década de 2010, el estándar consistía en una sola etiqueta
  • La mayoría de los proveedores incorporaron una segunda etiqueta y frecuencia de monitorización para incluir la banda UHF además de la banda VHF que ya existía (primordialmente por la aeronáutica).
  • A medida que los canales descendentes de cable se fueron ampliando a 500, 750, 860, 1000 y, finalmente, 1220 MHz, se añadieron más etiquetas a las cuatro etiquetas que ofrecían en ese momento la mayoría de sistemas avanzados.

Agilidad de frecuencias de las etiquetas

  • El hardware de los primeros sistemas se limitaba a una sola frecuencia
  • Los sistemas posteriores permitieron un ajuste dentro de un rango limitado (<5 MHz).
  • Los sistemas líderes hoy en día ofrecen una agilidad total de frecuencias, de modo que las etiquetas se pueden ubicar en cualquier frecuencia entre 130 y 1220 MHz, lo que permite una flexibilidad total a la hora de definir unas alineaciones de canales óptimas.

Las opciones sin etiquetas entran en juego

La introducción de portadoras amplias de hasta 192 MHz con DOCSIS 3.1 creó enormes puntos ciegos donde se empleaban etiquetas de señal. Para combatir esta situación, los proveedores introdujeron métodos para que las propias portadoras de OFDM se usaran para detectar fugas en la planta y minimizar estos puntos ciegos. Aunque la sensibilidad y la discriminación se ven afectadas cuando se utilizan métodos sin etiquetas, constituyen una buena opción si se combinan con las etiquetas, ya que se puede abarcar todo el espectro.

Otros tipos de detección de fugas se centran en el uso de fuentes de radiofrecuencia de muestra antes de la transmisión en campo y en la búsqueda de una coincidencia de firma con detectores de campo. La adopción de este enfoque es limitada debido a las complejidades de la configuración y la utilización de sistemas que usan este método. Los enlaces entre las cabeceras, los camiones y los receptores de campo deben estar siempre sincronizados, o existiría el riesgo de que el programa del índice acumulado de fuga (CLI) se detuviese por completo.

Resumen

Los operadores de cable de todo el mundo se están dando cuenta de las ventajas generales que ofrecen los sistemas de detección de fugas de señal para reforzar la planta, y de que nuevos avances como la revolucionaria metodología de etiquetas anterior, el mayor número de etiquetas y los métodos de conmutación por error sin etiquetas servirán para acelerar esta tendencia. Si desea obtener más información sobre otros adelantos de la tecnología moderna de detección de fugas de señal o sobre aspectos básicos generales acerca de las fugas de señal, visite este sitio.

 

Más información acerca de las fugas de señal de cable de VIAVI.

Asegúrese de seguir a VIAVI en LinkedIn para ver el resto de esta serie de publicaciones.

About The Author

Avatar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Close