Top Menu

¿Por qué se abordan las fugas de señal y por qué ahora?

El ingreso ha sido el único inconveniente que ha surgido para los operadores de cable desde la llegada de las plantas de televisión por cable, que solo se ha agravado por la introducción de los servicios bidireccionales. A pesar de décadas de innovación, la solución definitiva para resolver este problema de una vez por todas no termina de aparecer.

¿Por qué el ingreso plantea un desafío tan complicado?

  • El ingreso ascendente es acumulativo (efecto embudo): numerosas fuentes de ingreso de pequeña envergadura son aditivas, ya que muchas ramas de la típica estructura de árboles y ramas se combinan para formar un tronco común, lo que crea un efecto final mucho mayor. Un solo punto débil en el blindaje puede acabar con los servicios de todo un nodo si se encuentra cerca de una fuente de ruido. Además, es imposible identificar de forma remota en qué punto de la planta se produce el ingreso ascendente que afecta al servicio en cuestión.
  • El ingreso suele ser intermitente – no hay nada más frustrante que rastrear un problema de ingreso durante horas y que después desaparezca. ¿Ha reparado un defecto importante del blindaje que permitía la entrada de fuentes de ruido o ha desaparecido el ruido (los semáforos se apagaron, alguien finalizó su entrenamiento en una caminadora…)? Cada vez que la fuente de ruido se vuelve a activar, comienza una carrera desesperada por encontrar por dónde accede a la planta antes de que se vuelva a desvanecer.

Los técnicos experimentados han adquirido una gran eficiencia a la hora de aplicar técnicas de segmentación para detectar y reparar fuentes de ingreso, pero estas prácticas de campo comunes generan tanto descontento entre los clientes, además de su posible pérdida, como los propios problemas de ingreso en sí. Al abrir los alojamientos de los amplificadores de señal, el ingreso es mucho mayor durante las pruebas. Además, al retirar los atenuadores de señal (sí, algunos de sus técnicos SÍ que los quitan), pueden interrumpir el servicio de segmentos enteros de la planta. A veces, es peor el remedio que la enfermedad. Quizás haya llegado la hora de abordar este problema de un modo distinto.

¿Por qué fugas de señal?

Los operadores de cable no pueden controlar las fuentes de ruido externas que afectan a sus servicios, pero sí los puntos débiles del blindaje que permiten que entre ruido. Aquí es donde triunfan las técnicas basadas en fugas de la planta, ya que permiten una localización rápida y eficaz de los puntos débiles del blindaje de la planta por medio de un proceso sin ningún tipo de consecuencias colaterales.

  • Localización precisa de los puntos débiles del blindaje: sin efecto embudo.
  • Detección de los puntos débiles del blindaje en cualquier momento: sin intermitencias en las fuentes de ruido.
  • Solución de problemas sin que el servicio se vea afectado: las fugas como un proceso por aproximación.

Iniciar es muy sencillo

Para dar los primeros pasos, basta con equipar a su técnico de mantenimiento con medidores de fugas para detectar los puntos débiles del blindaje donde la multiplexación por división de frecuencias ortogonales (OFDM) presenta fugas de la red.

A partir de aquí, puede:

  • añadir etiquetadores de fugas que permitan la detección de fugas más pequeñas en cualquier parte del espectro;
  • añadir soportes móviles a los camiones de modo que se permita una detección continua de las fugas mientras el técnico se dirige a los lugares donde tiene que realizar los trabajos;
  • añadir un servidor de recopilación centralizado que permita la recopilación, el análisis y el establecimiento de prioridades en cuanto a qué fugas abordar primero en la red; e
  • integrar estos datos centralizados sobre las fugas con los datos de monitorización de la ruta de retorno, la calidad de la experiencia y el mantenimiento proactivo de la red para ofrecer la visión más completa de la integridad de la planta de modo que las tareas de mantenimiento objetivo se realicen de forma óptima y se consiga, así, la máxima rentabilidad de la inversión.

Las plantas seguras ofrecen un mejor rendimiento y, aunque al reparar una fuga la relación señal-ruido (SNR) no mejore de inmediato ni se reduzcan los errores de código, con el tiempo, las ventajas de una planta segura se dejarán notar tanto en el resultado final como en el grado de satisfacción del suscriptor.

 

Más información acerca de las fugas de señal de cable de VIAVI.

Asegúrese de seguir a VIAVI en LinkedIn para ver el resto de esta serie de publicaciones.

About The Author

Avatar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Close