Top Menu

A medida que la tecnología 5G pasa de ser un concepto en fase de investigación a una solución comercial capaz de implementarse sobre el terreno, los fabricantes de equipos de red (NEM) se esfuerzan en gran medida por garantizar que la tecnología 5G cumpla su promesa de capacidad en gigabits, comunicaciones masivas entre máquinas y comunicaciones de latencia baja ultraconfiables. El plazo de comercialización y la conformidad con las especificaciones de la tecnología 3GPP son aspectos clave para su éxito, así como para conseguir los objetivos que han marcado operadores de todo el mundo para la implementación de la tecnología 5G. No obstante, la tecnología 5G está muy lejos de ser una actualización tecnológica sin más. Las redes RAN 5G están impulsando grandes cambios arquitectónicos con las antenas activas de conformación de haces tridimensionales, el funcionamiento de servicios de mayor frecuencia, la flexibilidad del espectro y SLA exigentes en cuanto a backhaul y fronthaul, entre otras cosas. El plazo de comercialización y la eficiencia de la implementación de las redes dependerán en gran medida del rigor que se aplique en las pruebas y las mediciones durante la fase de laboratorio del ciclo de vida útil de la tecnología 5G. Si se realiza una verificación exhaustiva durante la fase de validación en el laboratorio, se garantizará un lanzamiento de la red eficaz y sin contratiempos..

Validar nuevas tecnologías en el laboratorio requiere tiempo y dinero. Los ingenieros del laboratorio tienen que llevar a cabo comprobaciones previas a la verificación para garantizar un buen punto de partida para el banco de pruebas y el entorno de radiofrecuencia, ya que cualquier anomalía de radiofrecuencia en el entorno del laboratorio puede hacer que los resultados no sean válidos. Además, la validación de la tecnología MIMO masiva y la onda milimétrica resulta compleja, costosa y, en ocasiones, poco confiable en una cámara de radiofrecuencia. La validación del rendimiento de haces es una prueba primordial, pero en una cámara de radiofrecuencia no es posible relacionar la cobertura de los haces y la calidad.

NEM de todo el mundo han estado empleando el dispositivo TM500 de VIAVI para poner en práctica una serie de casos de prueba básicos en sus laboratorios a fin de evaluar el rendimiento de las funciones de las redes dentro de un entorno de red con una gran carga. El modelo TM500 se emplea también para realizar pruebas de la calidad de la experiencia de los suscriptores a partir de comportamientos de usuario del mundo real en entornos de pruebas exigentes. Como se ha mencionado anteriormente, la tecnología 5G supone una mayor complejidad en todo el proceso de pruebas.

Por ejemplo, piense en un laboratorio equipado con varios dispositivos TM500 (simuladores de equipos del usuario), elementos e/gNodeB con bandas distintas, separación entre subportadoras y un ancho de banda de hasta 100 MHz. Ahora, añadimos a esa combinación la tecnología MIMO masiva y la onda milimétrica. Los ingenieros del laboratorio requieren soluciones para pruebas que proporcionen un mejor control del banco de pruebas. Con VIAVI CellAdvisor 5G, los ingenieros pueden validar con confianza el entorno de radiofrecuencia en un intervalo de tiempo reducido. Al combinar la potencia del dispositivo TM500 con CellAdvisor 5G, los ingenieros de laboratorio pueden identificar rápidamente cualquier anomalía del enlace descendente (DL), como la variabilidad en el comportamiento del Nodo B de próxima generación (gNB), la potencia de canal del DL, la calidad degradada de la modulación del DL, el rendimiento de la conformación de haces, o cualquier problema de cable o antena en el laboratorio. De esta manera, pueden realizar una verificación exhaustiva del sistema de la forma más eficaz y rápida posible, así como reducir el número de pasos manuales innecesarios en el análisis de las causas raíz..

Con CellAdvisor 5G unido al dispositivo TM500, los ingenieros no solo pueden validar las funciones de 3GPP con un elevado número de equipos del usuario, sino que también pueden calibrar cada configuración, llevar a cabo rápidas comprobaciones previas y solucionar problemas en el entorno de radiofrecuencia antes de que se realicen pruebas de larga duración. CellAdvisor 5G también puede servir de ayuda a los ingenieros para comprobar de forma precisa la intensidad de los haces con la ayuda de la función GPS, la calidad de la modulación y muchos otros parámetros, de modo que se reduce significativamente el tiempo necesario para validar la onda milimétrica y la conformación de haces.

En resumen, con la ayuda de CellAdvisor 5G, se pueden monitorizar los siguientes indicadores de rendimiento y parámetros de configuración del DL:

  • Ancho de banda de canal de g/eNB
  • Frecuencia central del canal
  • Identificadores de celda correctos
  • Calidad de la modulación
  • Potencia recibida
  • Rendimiento de haces de antenas activas
  • Estabilidad del canal

A medida que la tecnología 5G pasa del laboratorio a la implementación sobre el terrero, es esencial que los NEM tengan la confianza para validar todos los entornos de usuario en el laboratorio de una forma asequible y rápida. Las redes 5G son más complejas y dependen de aplicaciones con requisitos diferentes y más exigentes de radiofrecuencia, latencia y confiabilidad. Si se dispone de las soluciones adecuadas en el laboratorio, se podrá garantizar una implementación de las redes comerciales rápida y sin contratiempos, con menos desconexiones en campo y menos quejas por parte de los clientes. Juntas, las soluciones TM500 y CellAdvisor de VIAVI pueden servir de ayuda a los NEM a cumplir dicho objetivo.

About The Author

Avatar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Close